TE GUSTARIA APADRNAR A 1 NIÑ@

Es un programa de Apadrinamiento de Niños que lleva funcionando 10 años.
Cuando comenzamos a trabajar con niños en los países del 3er Mundo, nos dimos cuenta que lo primero que necesitaban era pan, sí pan de trigo o cebada; podíamos darles todo nuestro cariño pero no lo recibirían si antes no llenábamos sus desnutridos estómagos y para eso hacían falta medios económicos. Por tanto nuestra respuesta inmediata fue enviar juntamente con obreros toda la ayuda material que pudimos, actitud que seguimos desarrollando, de tal manera que estamos aumentando constantemente el envío de alimentos, ropa y materiales a los diferentes países.
Un día consideramos que aunque estaba bien lo que estábamos haciendo, podíamos permitir que también otros fuesen partícipes de compartir sus medios con los más necesitados, y así nació P.A.N. (Programa de Apadrinamiento de Niños).
 
PREGUNTAS SOBRE EL APADRINAMIENTO:
 
1. ¿Son vinculantes jurídicamente los apadrinamientos?

El apadrinamiento no es un contrato, sino un acto voluntario de ayuda. Si no te fuese posible continuar con el apadrinamiento lo puedes cancelar en cualquier momento.

 

2. ¿Cuánto va a durar mi relación de apadrinamiento?

Eres libre de decidir cuanto tiempo deseas que dure esta valiosa relación. Por nuestra parte el apadrinamiento durará mientras Remar continúe trabajando con niños, o bien cuando el niño cause baja por diferentes motivos, o cumpla los 16 años. En cualquiera de estos supuestos te ofrecemos la posibilidad de seguir colaborando a través del apadrinamiento de otro niño.

 
3. ¿Puedo elegir el niño que deseo apadrinar?

Tienes la opción de elegir el país de origen de tu ahijado, así como el sexo y la edad del mismo.
En el momento en que se apadrina el niño, recibirás la fotografía y el historial de tu ahijado, así como la dirección, teléfono y correo electrónico del hogar en el que vive

 
4. ¿Qué relación voy a tener con mi ahijado?

Remar promueve el contacto con los niños apadrinados, eres libre de escribirle, llamarle o mandarle un E-mail cuando quieras.
La oficina de apadrinamiento de niños de Madrid te enviará información sobre tu ahijado, cada vez que los delegados de PAN de cada país nos remitan dicha información. Y de igual manera te comunicaremos el traslado de tu ahijado a otro hogar proporcionándote la dirección, teléfono y correo electrónico del nuevo hogar.

 
 
5. ¿Puedo enviarle paquetes?

REMAR facilita el envío de paquetes a través de los contenedores de ayuda humanitaria que periódicamente enviamos.
Puede que desees dar una alegría especial a tu ahijado en alguna ocasión. La sorpresa será aún mayor si sigues los siguientes consejos.
No es necesario que envíes grandes obsequios para dar una alegría al niño. Para conseguir que tu ahijado se sienta feliz son suficientes pequeños objetos, o bien material escolar, así como productos de higiene personal, y no olvides mandar fotos tuyas, de tu familia o de tu ciudad.
Ten en cuenta también que en un lugar pobre, un regalo valioso podrá suscitar envidias y rivalidades. En consecuencia, limítate a objetos de escaso valor, sencillos Por favor, abstente en todo caso de enviar dinero en efectivo.

 
 

6. ¿Puedo visitar a mi ahijado?

Nos gusta mucho la idea de que los padrinos se propongan hacer una visita a sus ahijados. Conocer al niño y a su familia y comprobar personalmente los resultados de su apadrinamiento constituyen una gran experiencia para todos los padrinos y madrinas.
Si deseas conocer a tu ahijado comunícanoslo con antelación, de forma que podamos planificar la visita, con los delegados de PAN del país correspondiente.
Remar tiene una agencia de viajes a vuestra disposición para organizaros la visita, lógicamente deberás hacerte cargo de los gastos del viaje.

 
7. ¿Puede el niño apadrinado pasar una temporada en nuestro país?

No existen posibilidades de que los niños viajen a España, ya que la mayoría de los niños están baja tutela judicial en nuestros hogares, y es a ellos a los que les corresponde autorizar su salida.

 
8. ¿Cuánto cuesta apadrinar a un niño?

18 Euros mensuales.

 
9. ¿Quién se beneficia de mi aportación?

Toda la comunidad sin excepción, nunca se entrega directamente dinero a los niños o a sus familias. A tu ahijado, al igual que al resto de los niños del hogar se les proporciona alimentación equilibrada, vacunas, asistencia medica, acceso a actividades que potencien sus capacidades y la asistencia al colegio. Gracias a tu aportación ampliamos nuestros proyectos, abriendo nuevas casas de acogida, comedores sociales, dispensarios médicos, colegios, de manera que otros niños puedan disfrutar de las mismas oportunidades que tu ahijado.

 
 
10. ¿De qué manera puedo hacer efectiva mi ayuda?

– A través de recibo bancario, es importante que comuniques los cambios que realices, tanto de domicilio como de datos bancarios.
– Mediante ingreso o transferencia a la siguiente cuenta:
0075-1244-10-0600500037.
– Abonar la cuota en efectivo a cualquier delegado del departamento de PAN.
– o bien hacerlo a través de giro postal

 
11. ¿Mi aportación puede desgravar?

Tu aportación desgrava un 25% anual en la declaración de la renta. Antes de que finalice el año fiscal solicita tu certificado.

 
DECLARACION DE LOS DERECHOS DEL NIÑ@:
 
1º. El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.

2º. El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensando todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con ese fin, la consideración fundamental a que se atenderán será el interés superior de los niños.

3º. El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad.

4º. El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.

5º. El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social deberá recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular.

6º. El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole.

7º. El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad. El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término a sus padres. El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

8º. El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que recibirán protección y socorro.

9º. El niño deber ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral.

10º. El niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.

Los niños, lo mas puro de nuestro planeta  

LOs niños del mundo son las criaturas inocentes que todos anhelamos proteger, cuidar, amar. Nos hacen participar de la belleza y la ternura de lo puro, de lo que todavía no ha sido mancillado por la maldad, sus ojos son limpios y sus sonrisas siempre nos hacen identificarnos con ellos, de tal manera que por unos breves instantes también nosotros nos sentimos puros, inocentes y bellos.

Alguien dijo que la belleza es la representación de la verdad y de la justicia, y este mundo nuestro que tanto gasta en la búsqueda de lo erótico, no sabe ni entiende lo que es la verdadera manifestación de la belleza, porque ésta es pura, pacífica, amable, luminosa, justa.

Los niños en África te roban el corazón y nunca dejan de sorprenderte, aún en la más absoluta miseria encuentran motivos de alegría, siempre están dispuestos para cantar y su cuerpo no puede dejar de bailar.

Pero los niños en África mueren por falta de los recursos más básicos. Por la miseria física e intelectual en la que viven sus mayores, sufriendo ellos las consecuencias. Por la escasez de medicinas, de conocimientos mínimos sanitarios de higiene. Por la muerte de sus madres tras partos mal atendidos, o por el Sida que está barriendo la población de naciones enteras. Por la falta de alimentos básicos, de ropas, de educación.

Los niños de África no necesitan copiar nuestro estilo de vida, ni nuestro excesivo consumo, Los niños en África tienen derecho a vivir con dignidad, a tener la comida necesaria para un crecimiento sano, la ropa adecuada, medicinas, asistencia médica, escolarización.

Los centros REMAR llevan más de 10 años en África y ha mandado desde España y Portugal, hombres y mujeres que comparten sus vidas y viven las dificultades propias de esos países, además ha enviado contenedores de ayuda humanitaria con ropa, alimentos, muebles, electrodomésticos, medicinas, maquinaria, vehículos y un largo etc. Remar ha tratado de equilibrar los platillos de la balanza de la justicia que tan desequilibrada se encuentra

Remar ha dado millones de platos de comida en comedores, acogido a miles de niños en hogares, a los que alimenta, viste, educa, proporciona medicamentos y asistencia médica.
Remar tiene solo en el país de Burkina Faso acogidos mas de 750 niños, muchos huérfanos, otros encontrados en las basuras tirados, enfermos de SIDA, adolescentes de las calles.
Estos niños son recogidos, cuidados y atendidos en estos hogares de acogida brindándoles una atención integral, cubriendo la falta de las figuras de padre y/o madre para lo cual se ha establecido que el cuidado de los niños lo efectúen matrimonios o monitores responsables que puedan albergar en el seno de sus hogares a los niños que ingresan, dándoles el amor y el calor, tanto como la dirección y disciplina que necesitan en cada momento. Una vez ubicado el menor y mediante un seguimiento personalizado se intenta integrar al niño en el sistema educativo, si la edad lo permite y en los restantes programas del centro.

Este planeta en el que vivimos manifiesta de muchas maneras su belleza , pero el desequilibrio en el consumo, que es fruto del egoísmo y la indiferencia de Occidente, no contribuye a que podamos sentirnos ni justos ni hermosos, y aún los más puros de este mundo que son los niños, sufren en si mismos las consecuencias, produciendo vergüenza ante las actitudes de los humanos adultos.

La necesidad es inmensa, y hacernos solidarios con ella saca de nosotros lo que queda de la pureza del niño, y nos embellece, nos hace más justos, nos llena de una alegría pacífica, nos demuestra que podemos ser más felices con menos , que lo que somos no está en función de lo que tenemos, sino de lo que somos capaces de amar.

Contribuye con nosotros a manifestar la verdad y la justicia, porque todos somos responsables si éstas faltan.

http://www.remar.org
email: pan@remar.org
tel: 606 958 000

 Proyección de futuro  
 
Con los errores del presente.
Desde la colonización de África, impacto que ha tenido el humanismo cristiano ha sido insuficiente para combatir la continua necesidad de alfabetización de este continente. Aquello que debería ser considerado como el futuro de toda una sociedad, son niños forzados a tomar las armas para su pervivencia. Es la agonía diaria de un niño soldado.

A pesar del esfuerzo que muchas ONG´s han estado realizando en los últimos 50 años, muchas han desaparecido por violencia y otras por falta de recursos para abordar la necesidad que existe en este continente.Con estas vivencias que llevan a sus espaldas, los niños y las niñas dejan de ser inocentes para convertirse en pervertidos adultos, debido al dolor espiritual que acarrean. Están dispuestos a tomar rápidamente revancha de su pérdida, evitándose la maravillosa infancia en donde se cuenta con una inocencia que se va desapareciendo al madurar.
Los recuerdos que tienen estos niños son espantosos, un ejemplo lo encontramos en un niños soldado del ejercito de Goma: “Mataron a varios de mis amigos en el campo de batalla. Otros perdieron sus extremidades: los brazos, las piernas. Recuerdo a un compañero, un amigo mió, al que le volaron la nariz. Otro tenia un gran agujero en la cara, en el sitio de los labios y la boca.”
La muerte asola ese continente, por la guerra y las distintas enfermedades que abundan en esos territorios (malaria, sida, entre otras). Un millón de niños, la mayoría menores de cinco años, mueren cada año en África a causa de la malaria y otros muchos a consecuencia de la masacre que se da en una guerra y a la malnutrición.
Con todo es fácil que los países africanos están coordenados a ser un territorio de subdesarrollo sino cambian mucho las cosas.
Hay que mirar por el futuro de estos niños que deben recibir una educación distinta a violencia y así poco a poco se conseguirá que la mentalidad de guerra se acabe y los países consigan superar su sino de subdesarrollo. Hay que proveer para el futuro de la humanidad
Los niños no tienen ningún derecho, excepto el de matar a su propia generación, debido a la inescrupulosidad de la clase dirigente perdida en la corrupción, y muriendo a edad temprana a causa de la ignorancia.
¿Si eso es así ahora, cómo será mañana? Vale la pena preguntarse ¿Si hay alguna esperanza para dentro de unos años?
La guerra, un flagelo social en cualquier parte del mundo, es el único presente para estos niños africanos que, desde los ocho años, son obligados a ingresar en las filas del ejercito, o de grupos para militares, o políticos armados, tras haber sido apartados de sus familias a causa de la pobreza y la inexistencia de servicios sociales básicos como los centros educativos y de salud.
La única educación que reciben es el entrenamiento con armas para matar por unas ideas que ellos mismos muchas veces no comprenden. Estos jóvenes viven traumatizados por lo que han visto o han sido obligados a cometer. Violaciones a su dignidad, ultraje a sus libertades, maltrato a sus cuerpos y violaciones sexuales continúas, son el escenario diario en que se encuentran inmersos estos niños.
Las niñas soldado, son sometidas a una brutalidad aberrante y además de ser traumatizadas por las vejaciones sufridas, tienen graves lesiones físicas o embarazos no deseados, junto al contagio del VIH u otras enfermedades de transmisión sexual 

SOLIRIDAD

 

Para que miles de niños puedan salir de las estadísticas de mortandad, tú, que vives en un país desarrollado, tienes la oportunidad de hacer algo práctico para el bien de aquellos que han nacido en el lado equivocado del planeta.

No hay nada más satisfactorio y que llene el corazón de un padre que ver a sus pequeñines crecer como personas dignas. Esto, aunque parezca tan obvio en nuestro país, es una utopía para millones de niños en África, Asia, Centro y Sudamérica.
El proyecto P.A.N. se sustenta gracias al aporte de personas solidarias como tú, que a través de Remar Internacional, sustentan las necesidades de los niños en forma totalmente gratuita.
Esta es nuestra labor desde España y aunque no conozcamos personalmente a cada uno de los niños, podemos sentir la cariñosa sonrisa y amorosa mirada de los más de 5.000 niños que Remar Internacional está cuidando en los 54 países donde opera. Esa es la recompensa!

SOLIRIDAD:

Si, es cierto que gracias al apoyo de corazones dispuestos como el de un “PADRINO”, hay muchos pequeñines desfavorecidos que, pueden comer, dormir y crecer dignamente al recibir el apoyo y sostenimiento económico de alguien como tú que, viviendo en un país del primer mundo y con un aporte mínimo mensual demuestra que se preocupa por ellos.

En la mayoría de los casos, los “peques” que acuden a nuestros Centros de Acogida, están muy necesitados en todas las áreas de su existencia. Si hablaras con ellos cinco minutos y supieras de sus familias, te darías cuenta que muchos de ellos han sido abusados sexual y/o psicológicamente, en estado de inanición, enfermos de sida y/o huérfanos por la misma enfermedad.
Por ello y para restar nuestro granito de arena en ese mar de miseria, debemos hacer esfuerzos humanos, materiales y económicos de envergadura, motivo por el cual, queremos dar las gracias a todos los padrinos que ya están colaborando en este proyecto y animar a muchas otras personas a involucrarse en el crecimiento digno de un niño del tercer mundo, allí donde P.A.N. es tan necesario y donde quizás, algún día, con una sonrisa de estos niños puedas sentir que has colaborado a que el mundo sea más justo.
Queremos invitarte a ser actor en la vida de estos infantes a través de tu apoyo y comprensión, para que con tu aporte, ellos salgan de las estadísticas de mortandad y tengan la oportunidad de ser un hombre o mujer instruidos y teniendo una vida digna.
Mientras haya niños necesitados, el proyecto P.A.N. no se va a dar por concluido, sabiendo que como ciudadanos de un país desarrollado tenemos las herramientas para subsanar estas desigualdades. ¡Su mejora está en nuestras manos!
Este es un compromiso de todos, no sólo de unos pocos; así que…

¡ANIMATE Y APADRINA UN NIÑO!
Tel. 606 958 000

…Se actor en la vida de estos infantes

…Desde España, podemos sentir la cariñosa sonrisa y amorosa mirada de los más de 5.000 niños que Remar Internacional está cuidando en los 54 países donde opera. ¡Esa es la recompensa!

Solidaridad

Haz un milagro en la Vida!… Aliméntales CON P.A.N.

 

.

 

 
 
 
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s